¿Cómo controlar tus miedos?

Todos los seres humanos tenemos miedos particulares, desde los más comunes como, miedo a las alturas, miedo a las arañas, miedo hablar en público, miedo a la soledad entre otros, el miedo tiene la increíble capacidad de paralizarnos y en ciertos casos hasta limitar nuestra vida, no obstante debemos tener nuestros miedos bajo control, existen distintas formas de observar, controlar y transformar nuestros miedos, en esta ocasión te mostraremos 4 pasos fundamentales para controlar nuestros miedos de manera satisfactoria. ¡Comencemos!

La función del miedo no es completamente mala, es una emoción de nuestro cuerpo para evitar un peligro sustancial, también sirve como sistema de defensa para coaccionar una posible muerte, pero, el verdadero problema surge cuando este sistema se sale de control, empezará a afectarte en vez de ayudarte.

Los miedos que no son controlados pueden deteriorar tu confianza, evitar que consigas lo que te propones y en general crear un trauma que afecte tu salud mental. 

Primer paso:

Estudia tus miedos, en este paso tienes dos opciones, la primera, ser fuerte e ignorarlos miedos, o, cubrir los miedos con pensamientos positivo

Para esto deberás examinar tu miedo evitando así generar emociones que obstruyan tus pensamientos. 

Segundo paso: 

Transferir tu miedo, deberás empezar con tu mente emocional, imagina todo lo malo que podría pasar, imagina los peores escenarios, luego, usa tu mente racional, utiliza la razón para darte cuenta que tus peores miedos son solo pensamientos y vagas emociones, por más reales que lo imagines, ten en cuenta que solo es la respuesta de tu mente emocional.

Observa la situación de forma lógica y notaras que te afectan más tus propios pensamientos que la situación como tal.

Tercer paso: 

Cambia tu cuerpo, lenguaje y enfoque, en este paso ya estarás por dominar tus miedos, decide cambiar de situación, debes cambiar a un estado que te beneficie mas, un estado de completa confianza, en ese momento notaras que tú tienes el control.

De manera consciente genera pensamientos que generen confianza, esos tres cambios harán que modifiques completamente tu estado emocional.

Cuarto paso:

 Familiarizarte con tu miedo, nuestros miedos jamás desaparecerán por completo, pero mientras más te acostumbras será mucho más sencillo lidiar con ellos, la repetición hace que tu mente y tu cuerpo se lleven de maravilla.

Invita al miedo a tu casa, convive con él, al aceptar el miedo, los sentimientos negativos desaparecerán constantemente, exponte cada vez más a tus miedos, OBVIAMENTE, miedos que no sean perjudiciales para tu salud, en caso de ello, consulta a expertos para una familiarización segura. ¿Te ha gustado? ¡Déjanos saber tu opinión en los comentarios y comparte nuestro contenido!


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *